dima
  • 20″

    Las escasas centésimas de segundo que tarda actualmente una cámara en captar un retrato  no es suficiente para conocer al retratado, ni siquiera de una forma meramente superficial. Para acabar con esta costumbre arraigada a las nuevas tecnologias decido recurrir a una técnica diferente para conocer a la persona que está delante de la cámara a través de la fotografía.  Llevo a cabo este proyecto a modo de largas exposiciones a gente anónima que me encuentro en la calle. Sin pretender nada más que llegar a conocer una pequeña parte de la persona a la que fotografío.Para ello doy a cada uno de los retratados de algunos segundos en los que dicha persona cuenta ante la cámara algo sobre él mismo. Con esto pretendo dotar de personalidad a cada retrato debido a que cada retrato lleva consigo un pedacito de la historia de esa persona contada por ella misma. Los retratos finales no son el verdadero resultado de este trabajo, la verdadera importancia se encuentra en el proceso de realización de las imágenes y relación con los retratados. Las imágenes pierden en este proyecto cierta importancia y la cobra el proceso de acercamiento a las personas retratadas. A continuación muestro algunas de las imágenes que forman el proyecto cada una de ellas acompañada por una pequeña reseña sobre lo que compartieron esas personas.